Sed bienvenidos a este pequeño pueblo literario pensado para compartir el amor por las letras y, sin ningún tipo de pretensión, hacer de él un canal abierto de comunicación entre personas con gustos afines, en el que poder intercambiar esas inquietudes que nos llevan a escribir. ¡Gracias por llegar hasta aquí!

MIS AMIGOS

martes, 31 de julio de 2012

EL AROMA DE MI PUEBLO








Las cuatro de la tarde en Montesclaros.
Un día cualquiera del mes en curso.
Un lápiz, silencio y un folio en blanco
serán artificieros de tu embrujo.


                                                                                                                



Pausa apenas rota por el susurro 
de un tórrido viento caracoleando
por entre las hojas verde profundo
del bello jazmín moteado de blanco.
               


Foto de Nico Delgado


Mi retina se extasia contemplando
las miles de encinas que me rodean
y, más allá, esos montes recortando
la linde que fusiona cielo y tierra.



Foto de Marcos Albarrán


Aspiro su savia hasta hinchar mi pecho.
Aromas de cielo, nubes y hierba.
Cierro los ojos; quiero retenerlo;
fundir con mi alma tu calma serena.



Foto de NIco Delgado



El sol, intrigado por lo que siento,
se adentra curioso entre mi cabello.
baja por mi espalda, juega travieso
y riendo regresa hasta el firmamento.




Foto de Luís Martín 

En sí ha sentido el mágico hechizo
que embruja el corazón de quien se acerca
a conocer calles, plazas, caminos...
marcando en él, para siempre, su huella.



Foto de Luís Martín



Sopor que me envuelve hasta impregnarme
del oloroso influjo de tus tierras
y mi piel derretida, maleable,
ya no cubre carne. Mutose en piedra.






Belén R.

martes, 24 de julio de 2012

EL AMOR QUE PASA




Rugir recurrente
de río rocoso;
raudal receptivo
represa en reposo.



Rastrear reductos
rendidos relapsos,
retejer las redes
recabando rasgos.






Rebullir reacio
rehaciendo rimas,
al rebosar recio,
rayano reaviva.


Requisa el resuello
resquebrajándole.
Rasea rendijas
resucitándole.





Rechaza el requiebro,
remoza raíces:
Recupera el riesgo!
(Rogando repite).


Recóndita risa
rumorea el ronco
relato; respira
regando su rostro.





Rubor refulgente
refleja en su raza
el rastro rojizo
del amor que pasa.





Belén R:


martes, 17 de julio de 2012

NOSTALGIA

José Santos Chocano
(1867-1935)


Hace ya diez años
que recorro el mundo.
He vivido poco!
Me he cansado mucho!.

Quien vive deprisa no vive de veras,
quien no echa raíces no puede dar frutos.

Ser río que corre, ser nube que pasa,
sin dejar recuerdo ni rastro alguno,
es triste, y más triste para quien se siente
nube en lo elevado, río en lo profundo.



Quisiera ser árbol mejor que ser ave,
quisiera ser leño mejor que ser humo;
y al viaje que cansa
prefiero el terruño;
la ciudad nativa con sus campesinos,
arcaicos balcones, portales vetustos
y calles estrechas, como si las casas
tampoco quisieran separarse mucho...
Estoy en al orilla
 de un sendero abrupto.
Miro la serpiente de la carretera
que en cada montaña da vueltas a un nudo;
y entonces comprendo que el camino es largo,
que el terreno es brusco,
que la cuesta es ardua,
que el paisaje es mustio...
Señor! Ya me canso de viajar! Ya siento
nostalgia, ya ansío descansar muy junto
de los míos...! Todos rodearán mi asiento
para que les diga penas y triunfos;
y yo, a la manera del que recorriera
un álbum de cromos, contaré con gusto
las mil y una noches de mis aventuras
y acabaré en esta frase de infortunio:
He vivido poco!
Me he cansado mucho!.
José Santos Chocano
Para meditar:
No llores por el pasado, ni te preocupes por el futuro,
anticipándote a los problemas.
Vive el momento presente con sabiduría y entrega.
Buda

viernes, 13 de julio de 2012

CÁLIDO DESPERTAR





Silencio. Quietud. Penumbra.
Amanecer de verano.
Mis sentidos se estimulan.
Él, tendido está a mi lado.



Fresca brisa vespertina
sopla su cara y su pelo;
sus párpados relajados
en los brazos de Morfeo.





Algodón blanco dibuja
la silueta de su cuerpo
contraste desde el que emana
dulzor cálido y sereno.


Hay un lunar en su espalda.
Hacia él llevo mi dedo
despacio, muy quédamente;
no quiero turbar su sueño.





Más mis manos se aposentan
en su cintura espigada
y mis labios saborean
sus dulces labios de grana.


La fusión de piel con piel
abre la puerta al deseo.
Cabalgar desenfrenado
galopando por mi cuerpo...






Rayo de sol indiscreto
atraviesa la ventana.
Sigiloso entra en el lecho.
Nos baña, pero no habla.






Belén R.

lunes, 9 de julio de 2012

ELLA Y EL MAR





Tumulto de pensamientos
van arrasando su mente,
aguas bravas, poderosas,
fluyendo contra corriente.

Alterados sentimientos
rebuscan, pero no hayan,
algo de su paz perdida.
Sus ojos al mar encara.

Quiso ser roca y no supo
endurecer la coraza.
transformarse en huracán
que a su paso todo arrasa.





La espuma intima con ella.
sal de llanto y sal amarga
cristaliza en sus cabellos
transformándola en escarcha.

Músculos y fibras tensos,
acuosa la mirada
anclada en el horizonte,
allí donde el mar acaba.

Hilos de su vida espesos,
como lava desbordada
del volcán de sus anhelos,
se diluyen en el agua.





En comunión con las olas
la noche se le derrama.
Jirones de un nuevo día
van iluminando su alma.


Decide seguir viviendo
en aras de la esperanza.
Su pulso sigue latiendo.
Las penas para mañana...






Belén R.






miércoles, 4 de julio de 2012

MONTESCLAROS ANTAÑO (Homenaje a Avelina Cano)

Foto de JCRDP


     Esta entrada es un pequeño homenaje a mi madre, Avelina, que, aunque me parece mentira, hoy hace diez años que se marchó.


     Siempre fue aficionada a la lectura y amaba la poesía, pasión que me contagió desde pequeña.  Sus escritos, como le gustaba llamarlos,  usan de un verbo sencillo y  vocablos a veces en desuso  que reflejan las vivencias, añoranzas y recuerdos de toda una vida.

      Tengo recopilado en un pequeño libro buena parte de sus poemas y un par de ellos  he publicado  aquí con  la etiqueta de Montesclaros.

    Fue una mujer adelantada a su tiempo con una inteligencia viva e inquieta que, sin ninguna formación específica, aprovechó como pocos de su  condición y generación.

      El poema que voy a compartir es mío, pero lo he escrito intentando plagiar su estilo y su forma de escribir al hablar de su pueblo.

......................


Antiguo horno de cal: "Calero"



Una manchita de vida, entre los montes de encinas,
oculta su despertar.

Por sus calles "jalbegadas" con la cal de sus caleros
el sol comienza a trotar.


Ya despunta la mañana, se desperezan las flores
sacudiendo sus corolas preñadas de pura miel.




               

  Y las abejas, golosas, paseando entre las rosas eligen las más vistosas con monótono cantar.               




Las mujeres presurosas las calles barren de hojas
con el frescor matinal.
Ponen a cocer "la olla": garbanzos, carnes y sopa
que a todos va a alimentar.

Los hombres unos al campo a "atalantar" las cosechas
luego a trillar a la era y el cereal a "aventar".


Grupo de segadores
         


Otros a extraer el mármol que en las canteras espera
para convertir la piedra en cal y estatuas al sol.


Neptuno y La Cibeles han nacido en estas tierras.
Mi pueblo es aquel que tiene dioses tallados en piedra
que todo el mundo contempla.




Historia de la Cibeles y Neptuno. Autor Eliseo Rodríguez

Así pasaban los días para las gentes del pueblo.
Hoy se han perdido las "trillas",
nadie "encaña" los caleros
y en las canteras, el mármol,
se utiliza para suelos...



Estas palabras que escribo, el rimar de cada verso,
de lo que tú escribirías quieren ser el fiel reflejo.


Belén R.





SI TE GUSTA PUEBLO POETA, VOTA EN LOS PREMIOS 20 BLOGS