PUEBLO POETA

Sed bienvenidos a este pequeño pueblo literario pensado para compartir el amor por las letras y, sin ningún tipo de pretensión, hacer de él un canal abierto de comunicación entre personas con gustos afines, en el que poder intercambiar esas inquietudes que nos llevan a escribir. ¡Gracias por llegar hasta aquí!

MIS AMIGOS

martes, 10 de abril de 2018

SINTAGMA




  
Pensar  un poema
en el perfil lánguido del sueño.
Con un leve temblor crear
un mundo infinito
a medida de nuestra geometría.



El corazón, entre sístole y diástole
ritmo inseguro que no cesa.
¿Qué hay debajo de los versos?
Se escuchan voces,
serán las de más poetas.


Los dedos repasan la memoria:
en ella coexisten pétalos de rosa,
árboles desnudos,
nieves y cielos.
Miedos y esperanzas,
amores y muertes…



El poeta y su poesía
se han quedado en un rincón.


 Como dijo Vico:
“el orden de las ideas sigue el orden de las cosas”.

Al otro lado, la tierra  mira desde el suelo.


Belén Rodríguez

viernes, 12 de enero de 2018

AUTOBIOGRAFÍA



¿Conocer mi biografía?

Comenzad con la lectura
de los versos  que escribí de niña,
en ellos nace el proyecto de mujer
en la que habito. 




Y aunque de aquella pequeña
solo quedan fragmentos vivos de recuerdos,
no olvido
que fue ella quien desnudó para mí
el ritmo de las palabras,
quien atropelló la música
a fuerza de repetir la melodía,
quien redefinió la palabra “poema”
para que sus palabras encajasen
en la definición.




Hoy no soy mejor, ni peor, que el resto:
he reído como todos,
he sufrido tanto o más,
he amado, y me han amado,
hasta la extenuación…




Mi rostro y mi cuerpo han cambiado,
mi mente también.
Pero, siempre,
versos oblicuos  han inmortalizado
la película de mi vida.


Así será hasta mi último día
y más allá.
Mi epitafio quiero que diga:
“Tengo toda la eternidad
para escribir  poemas…”

Belén Rodríguez

lunes, 11 de septiembre de 2017




BIPOLAR                


  Puedes  cerrar todas las bibliotecas  si quieres,  pero no hay barrera,  cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente.” (Virginia Woolf)

SENTIMIENTOS DE VIRGINIA WOOLF


Mi mente…
Esa desobediente  desconocida,
que, de tan libre,
no consigo retener en mí,
a veces me abandona.
Cada día más.


Yo  quedo rígida y quieta frente a ese mar
ya de sobra conocido.
Ella navega por realidades,
tal vez oníricas,
que me son prohibidas.


Allí  aprendió a amar diferente,
a escribir con todo su ser.
Hace tiempo que la miro en la distancia,
pero ya ni sus amantes
ni sus palabras  me pertenecen.


Por eso, hoy, reniego de ella
antes de que su sombra me enrede más.
Quiero volver a gobernar mi vida,
reeditar el presente, acomodarlo a mí.


Y si para conseguirlo
tengo que deshacerme de esta impostora…
¡Sea!




Belén Rodríguez

lunes, 13 de marzo de 2017

¿QUÉ PUEDO REGALARTE?


Debe plegarse al tiempo
para durar tanto como él,
que no perezca aunque lo haga yo.



No será un sentimiento
que licúe tu corazón y el mío,
podrían resecarse ambos
si te vas o me voy.


Ni una caricia.
El roce de piel con piel
revive cuando se recuerda,
pero temo que la memoria es frágil
y poblaría el cajón del olvido.


Tampoco mi presencia.
Ya camino contigo, en paralelo,
para que mis pies no te estorben
aunque me sientas cerca.


No puede ser nada material
pues la materia,
aunque no se destruye,
 es efímera en su transformación.



Ni siquiera la mejor música
es bastante para ti,
porque eximida de la palabra
solo habita en el aire.


 Como no quiero dejarte sin regalo
te ofrezco el infinito,
de ti depende vivirlo, como dijo el poeta,
antes de que se encoja peligrosamente.



viernes, 20 de enero de 2017

UN POEMA ES...



Algarabía de cristales de fuego y hielo
que me alborotan desde el corazón
a la punta de los dedos,




que luchan por ser tangibles
a través de la pluma,
galopan sobre la hoja en blanco
y llenan de frescura
el alma que rozan sus versos.



Un poema debe ser:
intenso como animal salvaje,
apetecible como fruta madura,
aromático como los colores de un otoño soleado. 



Un poema será:
un poso que perdure,
una guitarra que acompase el sentir con el sentimiento,
un baño entre lo que fue y lo que pudo ser,
una lágrima que quiebre la risa contenida. 



¡Quédate ahí!.
No quiero perder ni una letra.
No quiero que nada cambie el instante
en que consiga descubrir
qué eres para mí,
Poesía.

Belén Rodríguez


jueves, 22 de septiembre de 2016

MI MURO



Un día no supe entender
que para todo hay tiempo,
solo hay que aprender a darlo...

Ese día construí un muro
que protegiese mi espacio vital,
que aislase mi hueco del resto de huecos.

Un muro tras el que la batalla
fue librada por un solo ejército,
sin vencedores ni vencidos.




Yo construí un muro
hecho de esperanzas que ya no son tales,
de las disculpas que quedaron
en la boca entreabierta
y nunca fueron pronunciadas,
de los racimos de anhelos
con los que soñé
y no escaparon del sueño...




Pero hoy no quiero mutilar más mi alma.
Quiero podarla para que crezca sana
aun a costa de herirla,
porque herirse no es morir...

¡Decidido!
¡Hoy derribo mi muro!




Belén Rodríguez


jueves, 12 de mayo de 2016

LA HISTORIA INTERMINABLE



   La novela de Michael Ende, La Historia Interminable,  vio la luz en 1979 y, aunque parece que fue ayer cuando se estrenó, la película basada en la novela ha cumplido ya treinta y dos años.





    El autor alemán no se limitó a crear un mundo fantástico. En  la  versión  original  Michael  Ende  utilizó  dos  colores     para  escribir su novela. Utilizó el color verde para referirse
al  argumento  en  sí y el color púrpura cuando el personaje de Bastian estaba en el mundo real.       




   Otro dato curioso de la versión original es que cada capítulo, de esta fantástica novela, comienza por una letra del abecedario siguiendo un orden cronológico.

   Como anécdota para quienes no han leído la novela: la película, que tanto éxito alcanzó, está incompleta porque solo cuenta la primera parte de la novela. Quienes la vieron se quedaron sin saber qué pasaba con Fantasía cuando Bastian llegaba a ella.

   Les sugiero que vuelvan a ser niños, que crean en la fantasía y lean la novela porque merece la pena y, como suele ocurrir, supera de largo a la película.



PARA MEDITAR:

Las grandes almas son como las nubes: recogen para verter.                                                                                               (Kalidasa)

Belén Rodríguez




SI TE GUSTA PUEBLO POETA, VOTA EN LOS PREMIOS 20 BLOGS