Sed bienvenidos a este pequeño pueblo literario pensado para compartir, con quien guste, el amor por las letras y, sin ningún tipo de pretensión, hacer de él un canal abierto de comunicación entre personas con gustos afines, en el que poder intercambiar esas inquietudes que nos llevan a escribir. En él encontraréis poesía popular, cercana, a veces personal, pero quizá por ello más vívida e interesante. ¡Gracias por llegar hasta aquí!.

MIS AMIGOS

viernes, 17 de abril de 2015

NOMBRE DE MUJER



     Se sentía perdido tras la traumática experiencia. ¡Había vuelto a suceder!
     Todo se torció en el juicio cuando la defensa llamó a la testigo final.

  Al escuchar su nombre, no pudo evitar un estremecimiento. La mujer, ciega, avanzó por la sala y el silencio se fue adueñando de los presentes…

     Habían pasado diez años desde la última vez que la vio, pero recordaba el encuentro como si hubiese ocurrido el día anterior.

     Como fiscal del estado, su deber era probar los cargos del imputado y conseguir así su condena. Siempre tenía éxito aunque, para ello, tuviese que maquillar las pruebas en algunas ocasiones. Como en ésta.

     Tan sólo una vez había perdido un caso. Fue cuando ella le miró de frente con sus ojos ciegos. Y ahora estaba allí, sentada de nuevo en el estrado, dispuesta a desmantelar las teorías que tanto le había costado preparar.

     Mientras escuchaba el testimonio de la mujer, su mente asumía la derrota. Incapaz de rebatir sus afirmaciones se rindió ante la evidencia: había perdido el juicio.

     Poco después abandonó el juzgado y comenzó a caminar por la carretera, bajo la lluvia.

     Habían pasado horas cuando el rumor de un río le hizo levantar la mirada. Frente a él se alzaban los muros de la Torre de Belem. Sin dudarlo, pagó la entrada y comenzó a ascender por la angosta escalera. Dejó atrás la Sala del Gobernador, la Sala de los Reyes, la Sala de Audiencias, la Capilla y llegó a la Terraza.

     Desde allí, la visión oscura de las aguas del Tajo, le produjo un efecto hipnótico, su mente comenzó a repetir el nombre de la mujer que le había vencido: Justicia.

     Tapándose los oídos, para huir del sonido que le llenaba la cabeza, saltó al vacío.

     Ya jamás volvería a sufrir otra derrota.


Belén Rodríguez


lunes, 16 de marzo de 2015

SE DERRAMÓ EL TIEMPO



Cálida noche sin luna,
al filo de la mañana,
los sonidos del silencio
acallaron el último latido
cuando naufragó su barca.




El que fue, ahora no es.
su mar se tornó desierto,
su tiempo se derramó
y sintió miedo...




a navegar sin brújula,
a ahogarse entre las nubes,
a remar en un vacío inquieto
sin ir a lugar alguno.



Mientras el infinito se desplomaba
la tierra se alejaba cada vez más.
Su cuerpo quedó en ella,
envoltorio hueco
de una realidad injusta.





Belén Rodríguez


viernes, 20 de febrero de 2015

TU POEMA



Voy a escribirte un poema,
un poema de amor.
Dejaré los versos para el final,
primero los pensaré bien.




Antes de escribirlo
te imaginaré de arriba abajo,
para inspirarme en ti.
¡Será un poema único!.




En él hablaré de tu cabello
serpenteado por la luz del alba,
iluminaré tus ojos
hielo candente que funde el tiempo.





No describiré el beso
pero recorrerá cada estrofa,
hasta el punto final
allí, en el corazón.




Lo escribiré con tinta verde,
como hizo Neruda,
pues no quiero un poema oscuro,
sus versos serán luciérnagas al atardecer.





La música ha llegado sola.
Cuando escribí “voy”
comenzó a sonar
y no ha parado aún.



¡Ya he diseñado el poema!.
Ahora, esperaré a la inspiración
que me ayude a escribirlo.
Mientras llega te pienso…




Belén Rodríguez

lunes, 16 de febrero de 2015

LEYENDAS: EN EL DORMIR DE LAS HORAS





Hoy quiero rendir un pequeño homenaje, desde aquí, a un grupo musical que, aunque lleva muchos años trabajando y trabajando bien, aún es desconocido por el gran público.
  Se trata del grupo Leyendas.

Es desconocido hasta ahora... porque por fin han conseguido lanzar al mercado su primer disco: En el dormir de las horas.

Un disco hecho desde el corazón, en el que han participado solistas con unas voces equiparables a las mejores, con una música pegadiza y bien estructurada que engancha desde la primera vez que lo escuchas y con unas letras deliciosas que dicen mucho.

La persona promotora del disco es Cristina Sepúlveda, que además de escribir la mayor parte de las letras y de la música, interpreta alguna de ellas con su cálida y potente voz. La escucharéis en un sólo único en el tema que da título al álbum "En el dormir de las horas".
Es mi cuñada, y yo participo en el disco con la letra de la primera canción: "Canto a la libertad".

Cristina me pidió una canción que hablase de amores diferentes, que llegase a quién la escuchara y de ahí nació esta letra que se sublima con la magnífica música.

El resto de canciones e intérpretes no le van a la zaga, lo sé porque les conozco bien, cada tema cuenta una maravillosa historia, cada cuál luce un estilo vocal diferente y todas ellas acompañadas por el grupo Voces del Sur.

Os dejo un pequeño resumen para que podáis disfrutarlo un poquito.





Gracias Cristina por haberme elegido para participar en tu maravilloso proyecto. Me siento muy orgullosa del trabajo que habéis hecho.

Si os apetece tenerlo completo, decídmelo  y os lo haré llegar.


Belén Rodríguez

lunes, 2 de febrero de 2015

ANDANZAS DE UN GUIJARRO


Le llamaron guijarro.
Un nombre tan bueno como cualquiera
a falta de uno mejor.
Pero con el paso del tiempo
le hemos apodado con muchos otros.




Si se empeña en meterse en un zapato,
le llamamos china,
aunque no tiene patria,
ni género femenino,
ni ningún género.




Si le damos una patada al pasear
le llamamos canto.
Pero no tiene sentido musical,
ni canta cuando rueda
por el sendero.




Si es más pequeño que sus congéneres
se le llama chinarro,
si es más grande piedra,
y al mayor de todos,
un tanto despectivamente,
le llamamos pedrusco.




Al guijarro le da igual.
Tampoco se ofende por el maltrato
al que se ve sometido
cuando, sin miramientos,
le zarandeamos.




Y si, la punta de un pie,
le ahoga en un charco,
sus pulmones no se anegan.
No tiene pulmones,
no respira.




Se aposenta, inmutable,
en el lecho acuoso
con el vaivén de las ondas
que ha provocado
su precipitación.




El guijarro ha hecho
un amago de baile
pero lo ignora.
La pieza ejecutada
no la ha elegido él.




Permanecerá, anodino,
en el fondo de su océano
hasta que el sol reseque los contornos
y un día emerja, fundido con otros como él,
tras una máscara agrietada
que en nada recuerda
a lo que fueron.




Belén Rodríguez


viernes, 9 de enero de 2015

PAN CON PAN




     Suena la campana que anuncia la hora del recreo. El silencio de las aulas deja paso a un rumor sordo que aumenta de tono cuando los niños, en tropel, van saliendo al patio.
         Poco a poco se reúnen en grupos de lo más heterogéneo.

El colegio pertenece a la enseñanza pública y los niños conviven entre ellos sin distinción de raza ni de condición económica.
           
Pronto empiezan a abrir los tentempiés que traen de casa y a intercambiar entre ellos un trocito de los que les parecen más apetitosos.
       Todos disfrutan y participan menos un niño que, alejado del resto, mordisquea con desgana un trozo de pan.

     Un grupo de cinco niños le miran, cuchichean y se  acercan a preguntarle de qué es su bocadillo.

   - De pan con pan- responde el niño en voz muy baja.

   Los cinco niños se miran entre sí, le piden un trozo y le van ofreciendo a cambio un buen pedazo de sus propios bocadillos.

 Los profesores miran atentos desde la distancia y, conmovidos por la escena, deciden hacer algo al respecto.

   Esa misma tarde niños, profesores y padres se reúnen en un parque cercano.

   Al día siguiente, la actividad del colegio, comienza una hora antes de que se abran las aulas. Los profesores colocan unas cuantas mesas en la entrada, los padres reparten bandejas vacías por todas ellas y los niños pasan de uno en uno dejando sus bocadillos.

  A la hora del recreo, cada niño, recoge un bocadillo preparado por sus padres. Su porción de relleno es más pequeña de lo habitual, pero ninguno volverá a desayunar pan con pan.
       


Belén Rodríguez

 Este relato lo escribí para el acto solidario que organizamos en la Asociación de mujeres creativas Rosa Montero con el fin de recoger alimentos para repartir en comedores sociales.
 Su única intención es concienciar del problema que tienen hoy día tantas familias  afectadas por esta inmensa crisis y que los niños acusan especialmente sin entender por qué.
Por si os apetece escuchar este y otros dos relatos más aquí tenéis el enlace. 

http://mujerescreativasrosamontero.blogspot.com.es


SI TE GUSTA PUEBLO POETA, VOTA EN LOS PREMIOS 20 BLOGS